FAQ – Licencias creative conmons




2. Licenciamiento abierto  

Creative Commons es una organización sin ánimo de lucro, que promueve el intercambio y utilización legal de contenidos cubiertos por los derechos de autor. Para ello, entre otras actividades, brinda un set de herramientas legales estandarizadas: las licencias Creative Commons, que se basan en el derecho de autor y sirven para llevar la postura extrema de “Todos los derechos reservados” hacia una más flexible, de “Algunos derechos reservados” o, en algunos casos, “Sin derechos reservados”. Estas licencias se pueden utilizar en casi cualquier obra creativa siempre que la misma se encuentre bajo derecho de autor y conexos, y pueden utilizarla tanto personas como instituciones. Creative Commons se basa en otras experiencias e iniciativas que buscan promover un mundo de mayor libertad para utilizar y compartir obras de todo tipo, como el caso de Richard Stallman, fundador de la Free Software Foundation y autor de la General Public License (Licencia General Pública o GNU GPL). El aporte específico de las licencias Creative Commons es: el campo de aplicación, que comprende todas las obras creativas como películas, audio, literatura, música, fotografía, investigación y ciencia, es decir, obras literarias, científicas y artísticas que no son software; y su capa de tres niveles que la convierte en una herramienta sólida y robusta, comprensible para humanos, abogados y máquinas. Cualquier herramienta que permita a los autores y creadores compartir sus materiales de manera abierta es bienvenida.

Fuente: http://creativecommons.org.ar/faq

Share Button

No. Las licencias Creative Commons están basadas en el derecho de autor y hacen que la obra permanezca en el dominio privativo, pero con excepciones y limitaciones elegidas y explicitadas por cuenta propia. En el dominio público el autor ya no puede tener control sobre su obra, y pasa a pertenecer a toda la humanidad como patrimonio común colectivo.

Fuente: http://creativecommons.org.ar/faq

Share Button

No. Las licencias son gratuitas.

Share Button

Cualquier titular de derechos sobre diferentes tipos de obras puede utilizar las licencias: desde científicos hasta artistas, pasando por músicos, editoriales, documentalistas, fotógrafos, entre otros. Pueden utilizarlas tanto personas individuales como instituciones, sin distinciones de ningún tipo. Sin embargo, estas licencias han sido especialmente diseñadas para contenidos, no para software, por lo que no recomendamos el uso de las licencias Creative Commons para software (FLOSS) o para documentación de software. Para ello ya existen excelentes opciones como la GPL de la Free Software Foundation, entre otras.

Fuente: http://creativecommons.org.ar/faq

Share Button

No. Los derechos morales, que comprenden: reconocer la paternidad de la obra y respetar la integridad de la misma, son intransferibles y no pueden cederse. Como las licencias Creative Commons están basadas en los derechos de autor, estos derechos se conservan sin importar la licencia que se escoja.

Fuente: http://creativecommons.org.ar/faq

Share Button

No. La condición de “uso no comercial” sólo es válida para los que utilizan tu trabajo, no para el titular de los derechos de autor. Las personas que quieran utilizar tu trabajo a cambio de dinero no pueden hacerlo para conseguir un provecho comercial o compensación monetaria privada, por lo que se entiende que no debe mediar el lucro. Sin embargo, al no ser una licencia exclusiva, el autor si bien puede permitirle al público general usar el trabajo licenciado con Creative Commons, puede tener una licencia no exclusiva con otra persona, institución o empresa a cambio de dinero, por ejemplo.

Fuente: http://creativecommons.org.ar/faq

Share Button

El licenciamiento de una obra bajo Creative Commons no significa que no tengan copyright. Este tipo de licencias ofrecen algunos derechos a otras personas bajo ciertas condiciones:

-Atribución (Attribution): En cualquier explotación de la obra autorizada por la licencia será necesario reconocer la autoría (obligatoria en todos los casos).
-No Comercial (Non commercial): La explotación de la obra queda limitada a usos no comerciales.
-Sin obras derivadas (No Derivate Works): La autorización para explotar la obra no incluye la posibilidad de crear una obra derivada.
-Compartir Igual (Share alike): La explotación autorizada incluye la creación de obras derivadas siempre que mantengan la misma licencia al ser divulgadas.

Fuente: http://creativecommons.org.ar/faq

Share Button

Con estas condiciones se pueden generar las seis combinaciones que producen las licencias Creative Commons:

1-Atribución (by): Se permite cualquier explotación de la obra, incluyendo la explotación con fines comerciales y la creación de obras derivadas, la distribución de las cuales también está permitida sin ninguna restricción. Esta licencia es una licencia libre según la Freedom Defined.

2-Reconocimiento – Compartir Igual (by-sa): Se permite el uso comercial de la obra y de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original. Esta licencia es una licencia libre según la Freedom Defined.

3-Atribución – No Comercial (by-nc): Se permite la generación de obras derivadas siempre que no se haga con fines comerciales. Tampoco se puede utilizar la obra original con fines comerciales. Esta licencia no es una licencia libre.

4-Atribución – No Comercial – Compartir Igual (by-nc-sa): No se permite un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original. Esta licencia no es una licencia libre.

5-Atribución – Sin Obra Derivada
 (by-nd): Se permite el uso comercial de la obra pero no la generación de obras derivadas. Esta licencia no es una licencia libre.

6-Atribución – No Comercial – Sin Obra Derivada (by-nc-nd): No se permite un uso comercial de la obra original ni la generación de obras derivadas. Esta licencia no es una licencia libre, y es la más cercana al derecho de autor tradicional.

Cuando hayas hecho tu elección tendrás la licencia adecuada para tu trabajo expresada de tres formas:

-Commons Deed: Es un resumen fácilmente comprensible del texto legal con los íconos relevantes.

-Legal Code: El código legal completo en el que se basa la licencia que elegiste.

-Digital Code: El código digital, que puede leer la máquina y que sirve para que los motores de búsqueda y otras aplicaciones identifiquen tu trabajo y sus condiciones de uso.

Consultar en: http://creativecommons.org.ar/licencias


Fuente: http://creativecommons.org.ar/faq

Share Button

Una vez escogida la licencia tenés que incluir el ícono de Creative Commons “Algunos derechos reservados” en tu sitio, cerca de tu obra. Este ícono enlaza con el Commons Deed, de forma que todos puedan estar informados de las condiciones de la licencia. Si encontrás que alguien cometió una infracción a la licencia, entonces tendrás las bases para poder defender tus derechos.

Una vez que elegiste qué licencia utilizar, puedes incluir el botón de Creative Commons “Algunos derechos reservados” en tu web o en tu obra, o bien el Commons Deed que muestra específicamente qué se puede hacer y qué no se puede hacer con tu obra. De cualquier manera, siempre se puede incluir un enlace al Commons Deed mediante un link de “Términos y Condiciones de Uso” que informe al público cuáles son las condiciones de la licencia.

Consultar en: http://creativecommons.org.ar/licencias


Fuente: http://creativecommons.org.ar/faq

Share Button

Load More

Sí. Cada una de las licencias Creative Commons deja en claro cuáles son los usos autorizados y cuáles no lo son. En caso de que una persona o una empresa utilicen tu obra de una manera no autorizada que haya sido especificada en la licencia, puedes ejercer tus derechos, pedir la compensación correspondiente y eventualmente ir a tribunales e iniciar una demanda.

Fuente: http://creativecommons.org.ar/faq

Share Button

En el caso de las instituciones públicas, medios comunitarios u organizaciones sociales, muchas de ellas suelen tener una fuerte orientación social. La legislación actual de derecho de autor le agrega trabas legales a su trabajo de difusión de las problemáticas con las que tratan. Impedir la difusión de sus contenidos mediante la imposición de las condiciones restrictivas de la legislación podría parecer un despropósito si se considera que la misión principal de muchas de estas instituciones es difundir contenidos por todos los medios posibles a su alcance. En este marco, la Internet es uno de los medios disponibles, y quizás el más democrático en algunas de sus características principales.

En el caso de otras instituciones o de emprendimientos culturales, tales como editoriales, discográficas, cinematográficas, entre otros, la utilización de las licencias Creative Commons cumple con dos características: permiten la difusión nodal en las redes a bajo costo y no impiden ganar dinero con ellas. Simplemente le da mayores libertades al público y a los usuarios para utilizar las obras, liberándolos de la posibilidad de volverse criminales por el simple hecho de copiar una canción o un par de capítulos de un libro. Hay muchos estudios que pueden consultarse sobre el efecto beneficioso de la libertad de circulación de las obras y las redes en la promoción y difusión de los emprendimientos culturales y artísticos.

En cuanto a las personas individuales, hay muchas razones que puede motivar a cada uno de ellos a utilizar una licencia Creative Commons, tantas razones como personas haya. Puede ser para ayudar a desarrollar nuevas formas artísticas mediante plataformas colaborativas; para contribuir al trabajo intelectual común; para permitir que otros puedan copiar y compartir el contenido creado; para diseminar tu obra; para crearte una reputación en ciertos entornos donde la colaboración es tomada como un valor positivo.

Las licencias Creative Commons varían en grados de permisividad: algunas se acercan a “todos los derechos reservados”y otras se parecen más a “ningún derecho reservado”. Las seis licencias contemplan un amplio rango de posibilidades, pero si aún te surgen dudas de por qué querrías utilizar una licencia de Creative Commons.

Consultar en: http://creativecommons.org.ar/licencias


Fuente: http://creativecommons.org.ar/faq


 

Share Button

No. Las licencias Creative Commons que son compatibles con la definición de «obras culturales libres» de la “Freedom Definition” están identificadas con el icono “Approved for Free Cultural Works” (Aprobada para obras culturales libres). Son las licencias CC By (Atribución) y CC By SA (Atribución – Compartir igual). Esto implica que las obras licenciadas con los términos “No Comercial” ó “Sin Obras Derivadas” no califican como obras libres según esta definición.

Consultar en: http://creativecommons.org.ar/faq#p3-01

 


Fuente: http://creativecommons.org.ar/faq


 

Share Button

Proyectos tan importantes como la enciclopedia colaborativa de contenido libre Wikipedia, o el repositorio de obras libres Wikimedia Commons adhieren a esta definición de obras culturales libres, y sólo aceptan contenido cuyas condiciones de uso califiquen dentro de la misma. Para el caso de las licencias Creative Commons, son solamente las licencias CC By (Atribución) y CC By SA (Atribución – Compartir igual). Esto significa que si eliges para tus obras alguna de esas dos licencias, tus obras podrían incorporarse al contenido de Wikipedia o Wikimedia Commons, u otros proyectos de cultura libre que sigan los lineamientos de Freedom Definition, que son la mayoría.

Consultar en: http://creativecommons.org.ar/faq#p3-01


Fuente: http://creativecommons.org.ar/faq


 

Share Button

Si la obra está protegida por una licencia tradicional (sólo el símbolo ©, acompañado de una fecha y el nombre del autor o “todos los derechos reservados”), debe disponer de la autorización específica escrita del autor y citar obra (con el año de edición), autor y editor. Si la obra está en el dominio público, o está protegida por una licencia que genéricamente autorice el uso deseado, o si la utilización cae dentro del denominado “derecho de cita”, basta con citar al autor de alguno de los modos usuales, identificando obra (con el año de edición), autor y editor.


Fuente: http://www.unc.edu.ar/aulasvirtuales/preguntas-frecuentes/preguntas-frecuentes 


 

Share Button

Es el derecho a publicar con fines didácticos o científicos, comentarios, críticas o notas referentes a las obras intelectuales, incluyendo hasta mil palabras de obras literarias o científicas u ocho compases en las musicales y en todos los casos sólo las partes del texto indispensables a ese efecto. Quedan comprendidas en esta disposición las obras docentes, de enseñanza, colecciones, antologías y otras semejantes. Ese derecho no se dispone si las obras ajenas incluidas son la parte principal de la nueva obra, en cuyo caso también habrá que solicitar un autorización escrita a los titulares de los derechos, que eventualmente pueden reclamar una retribución.


Fuente: http://www.unc.edu.ar/aulasvirtuales/preguntas-frecuentes/preguntas-frecuentes


 

Share Button

En la legislación argentina no está previsto el ejercicio del derecho de cita respecto de dibujos, grabados, esquemas, fotografías, videos, y otros tipos de obra que no sean textuales o musicales. Por lo tanto, no puedo usar esa clase de elementos en mis obras sin contar con la correspondiente autorización escrita del autor, salvo que se trate de obras que están en el dominio público o que estén licenciadas de modo que permitan la copia, o reproducción, etc.

Se recomienda consultar repositorios digitales tales como los de Creative Commons  (http://search.creativecommons.org/) los cuales indexan recursos (fotográficos, gráficos, audiovisuales, sonoros, etc.) con licencias abiertas.


Fuente: http://www.unc.edu.ar/aulasvirtuales/preguntas-frecuentes/preguntas-frecuentes 


 

Share Button

La navegación y visualización de obras intelectuales en Internet no configura una utilización prohibida. No obstante, existe una tendencia actual a considerar que si alguien voluntariamente pública una obra propia en Internet, está dando consentimiento para el uso personal, incluyendo una fijación en cualquier tipo de soporte (magnético, óptico, papel, etc.), sin derecho a darle otro uso a la misma y en la medida que no perjudique la comercialización de la obra. No podría inferirse tal cosa si la obra estuviera rodeada de restricciones de alguna clase, como una licencia restrictiva, claves o mecanismos de software o hardware destinados a impedir la copia.

Por lo cual cualquier otro uso se debe respetar lo dispuesto por el titular de los derechos de autor. Si la obra tiene el símbolo del copyright © acompañado de una fecha y el nombre del autor, o la expresión «todos los derechos reservados», no se puede dar a tal contenido más usos que la simple lectura, o el ejercicio del derecho de cita en los términos legales. Si las obras están licenciadas para otros usos, habrá que estar a lo expresamente estipulado por el autor, analizando el texto de la licencia.


Fuente: http://www.unc.edu.ar/aulasvirtuales/preguntas-frecuentes/preguntas-frecuentes 


©Gustavo Serra, 2006. Apuntes sobre propiedad intelectual, ¿Qué hay que conocer sobre el derecho de los autores en la educación a distancia? Segunda entrega; en @Distancia -Boletín digital del Programa de Educación a Distancia (PROED) – Área de Educación a Distancia de la Secretaría de Asuntos Académicos. Universidad Nacional de Córdoba – Febrero de 2007.


 

Share Button

No. Son las mismas normas que regulan la propiedad intelectual en general.


Fuente: http://www.unc.edu.ar/aulasvirtuales/preguntas-frecuentes/preguntas-frecuentes


 

Share Button

Las obras en colaboración son aquellas creadas por dos o más personas que trabajan juntas o que al menos tienen mutuamente en cuenta sus contribuciones. Además, esta categoría admite otra clasificación, la de las obras en las que es imposible determinar el aporte de cada coautor, y aquellas en las que hubo acuerdo sobre la proporción de aporte de cada uno a la obra total (lo cual se puede lograr por medio de un contrato). En las obras en colaboración, los derechos corresponden a todos los coautores en igual proporción, a menos que se contrate algo distinto. Ejemplo: si varias personas se ponen de acuerdo para realizar una obra destinada a la EaD desde una Unidad Académica de la UNC, aportando uno el texto, otro el diseño multimedia, otro música, etc., los derechos de autor se ejercerán en partes iguales, a menos que en un convenio se haya pactado otra modalidad.


Fuente: http://www.unc.edu.ar/aulasvirtuales/preguntas-frecuentes/preguntas-frecuentes 


 

Share Button

Las obras colectivas, son aquellas en que una persona (física o jurídica) ejerce la iniciativa y la coordinación y edita y distribuye la obra bajo su nombre, en base a aportes realizados por otras personas Los colaboradores de una obra colectiva disfrutan de iguales derechos salvo que hubieran realizado convenios especiales; mientras que los colaboradores anónimos de una compilación colectiva, no conservan derecho patrimonial sobre su contribución y son representados por el editor en cuanto a sus derechos morales. Ejemplo: si la Universidad encomienda a distintos profesores la elaboración de textos para una obra colectiva, en la que únicamente aparecerá la autoría de la Universidad o de un director de la obra, estos aportantes anónimos percibirán únicamente la retribución que pudiera haberse pactado (o ninguna) y no podrán reclamar eventuales derechos económicos que genere la obra.

Fuente: http://www.unc.edu.ar/aulasvirtuales/preguntas-frecuentes/preguntas-frecuentes 


©Gustavo Serra, 2006. Apuntes sobre propiedad intelectual, ¿Qué hay que conocer sobre el derecho de los autores en la educación a distancia? Segunda entrega; en @Distancia -Boletín digital del Programa de Educación a Distancia (PROED) – Área de Educación a Distancia de la Secretaría de Asuntos Académicos. Universidad Nacional de Córdoba – Febrero de 2007.


 

Share Button

Existen diversos tipos de licencias de uso de software, pero es necesario diferenciar  entre aquellas por las que hay que abonar un costo -único o periódico- y aquellas que son otorgadas sin contraprestación económica, como suele ocurrir (aunque no necesariamente) con el denominado “software libre”. En caso de no disponer de las licencias para utilizar software comercial, es recomendable trabajar con software libre, existiendo disponibles tanto sistemas operativos (Linux, Free BSD y otros) como programas “de oficina” combinados (Open Office y otros), así como software para multimedia, ciencia, gráficos, diseño, etc. Estos programas suelen ser de igual o, en la mayoría de los casos, de mejor calidad que los comerciales, por la sencilla razón de que, al tratarse de programas de código abierto, intervienen en su desarrollo miles y miles de usuarios y técnicos que aportan todo ese caudal de conocimiento colectivo vital para obtener un buen programa. Se puede obtener más información al respecto en sitios como: http://www.gnu.org/home.es.html; http://es.openoffice.org/; http://theopencd.sunsite.dk/; http://sourceforge.net/  http://nave.escomposlinux.org/productos/; entre otros.

Fuente: http://www.proed.unc.edu.ar/boletin/marzo_2007/boletin.htm#apuntes


©Gustavo Serra, 2006. Apuntes sobre propiedad intelectual, ¿Qué hay que conocer sobre el derecho de los autores en la educación a distancia? Segunda entrega; en @Distancia -Boletín digital del Programa de Educación a Distancia (PROED) – Área de Educación a Distancia de la Secretaría de Asuntos Académicos. Universidad Nacional de Córdoba – Febrero de 2007.


 

Share Button

La elaboración de obras intelectuales con la finalidad de aportar a la construcción colectiva del conocimiento presenta la disyuntiva entre el aprovechamiento económico, y por tanto la protección de los derechos patrimoniales sobre estas obras, o puede primar la idea de considerar la propia obra como parte de un proceso social cognitivo. En este último supuesto, el desinterés económico no excluye la protección de los derechos morales sobre nuestras obras. En cualquiera de los dos supuestos, es importante conocer las disposiciones legales y las acciones y omisiones necesarias para respetarlas según el caso. De ser necesario su uso, integrando un material pedagógico y cuando la cita supere la pauta legal (mil palabras en obras literarias o científicas), deberá pedirse permiso al autor, editor o representante autorizado.

También puede hacerse expreso el consentimiento con la reserva del derecho de autor (conforme la Convención de Ginebra basta colocar al pie el signo ©, el nombre y el año de edición) seguida de una autorización a la reproducción, que puede estar acompañada de alguna restricción.


©Gustavo Serra, 2006. Apuntes sobre propiedad intelectual, ¿Qué hay que conocer sobre el derecho de los autores en la educación a distancia? Segunda entrega; en @Distancia -Boletín digital del Programa de Educación a Distancia (PROED) – Área de Educación a Distancia de la Secretaría de Asuntos Académicos. Universidad Nacional de Córdoba – Febrero de 2007.


 

Share Button

Load More


FAQs

Share Button